El Jardín mágico

Foros GRANDES TEMAS EN DEBATE El Jardín mágico

Este foro contiene 658 respuestas, tiene 60 mensajes y lo actualizó Avatar de Nicol Nicol hace 2 años, 9 meses.

Viendo 15 publicaciones - del 631 al 645 (de un total de 659)
Autor Mensajes
Autor Mensajes
Avatar de sibila

sibila

said

me encanta tu jardin y la vida que le das con tus descripciones. Escribes de fábula y si Bécquer tuviera ocasión de leerte seguro que le gustaría mucho tu estilo.
enhorabuena, querida

Avatar de izardi.

izardi.

said

Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan y, al besarse,
forman una sola llama.

Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.

Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata.

Dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y, al juntarse allá en el cielo,
forman una nube blanca.

Dos ideas que al par brotan;
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden;
eso son nuestras dos almas.

Gustavo A. Bécquer

Hoy me senté en un banco de la glorieta, rodeada de rosas. Su perfume embriagaba mis sentidos, y el libro de poesías que tenía en mis manos, resbaló hasta mi regazo, y me dediqué a soñar:
Era musa de un poeta, y él me dedicaba versos de amor, tan emocionantes como éstos que Becquer escribía.
Mi poeta favorito cuando era adolescente, y que aún hoy me sigue emocionando si escucho leo, como hoy, algún poema suyo.

Nicol

Avatar de izardi.

izardi.

said

Amorcito corazón, yo tengo tentación
de un beso, que se prenda en el calor
de nuestro gran amor, mi amor;

Yo quiero ser, un solo ser, estar
contigo.

Te quiero ver en el querer
para soñar

En la dulce sensación de un beso
mordelón quisiera, amorcito corazón
decirte mi pasión por ti.

Imagina el río, y a su vera, lo altos árboles que nos protegen de miradas indiscretas. El sol que se filtra por entre las ramas y nosotros, tumbados en la hierba, disfrutando del paisaje, la belleza del lugar y escuchando boleros tan bonitos como éste.

Nicol

Avatar de izardi.

izardi.

said

Sabes que no necesitas mi permiso… Puedes quedarte en este jardín todo el tiempo que quieras….

Avatar de izardi.

izardi.

said

Querido Albatros, una bonita canción para escucharla bajo el sauce, mientras el sol de la mañana ilumina la cascada haciendo que un arco iris se dibuje en el aire.
Un beso, y cuídate.

Avatar de fresa y nata

fresa y nata

said

Hoy me apetece entrar en el jardin a tomar el fresquito y escuchar el ruido de una cascada, mientras pienso en mis seres queridos, que algunos estan cerca y otros lejos, pero en mi corazon todos estan lo mismo de presente.
Es bueno que de vez en cuando estemos tranquilos y disfrutar de lo que nos ofrece la vida, aunque siempre parece que nos falte algo.
Te contare una cosa que me contaron el otro dia y es que habia dos hombres en un hospital y uno estaba al lado de la ventana y el otro lejos y no se podia mover y el que estaba cerca de la ventana le decia al que estaba lejos todo lo que veia. le decia que veia a los niños jugar, alos mayores pasear a los jovenes de la mano y dandose besos, veia las flores y jarnines muy cuidados. Un dia el señor que estaba cerca de la ventana se murio y entonces el que estaba lejos le dijo a la enfermera que le pondria donde estaba su amigo para ver lo que el veia todos los dias y cual seria su sorpresa que al lado de la ventana solo habia un muro y encima el señor que se murio era ciego, como le dijo la enfermera, por lo tanto este hombre lo que veia era con los ojos del alma. Ami me encanto esta historia y por eso os la he contado-
Besos.

Avatar de izardi.

izardi.

said

Vuelo libremente por el aire, posándome en las pequeñas flores de la orilla apenas un instante, percibo su intenso aroma y al momento, remonto el aire hasta la última rama del sauce. Diviso todo el jardín desde el, y el movimiento de mis alas me produce una ingravidez absoluta. Miro la figura estática que está sentada a la vera del río, y me veo mi reflejada en sus ojos. La emoción que me embarga por ser libélula hace que un escalofrío recorra mi cuerpo y caigo a mis pies. Mi sitio está en la tierra. No he nacido como libélula, aunque pueda sentirla.

Nicol

Avatar de izardi.

izardi.

said

Hoy, sentada en en la hierba, a la orilla del riachuelo nacido en pequeño lago que forma la cascada en su caída, veo cómo vuela una libélula.
Sus finas alas, transparentes, su color verde intenso y su grácil figura, me hacen seguir sus evoluciones sobre el agua cristalina. Se acerca a las piedras del río, posándose apenas un instante, y luego levanta su diminuto cuerpo con el aleteo constante de sus casi inperceptibles alas.
El sol la ilumina toda y hace estallar reflejos arcoiris en ella. Veo como se acerca a donde estoy yo y temo asustarla; besa suavemente la hierba; vuelve a elevarse hacia un pequeño matorral que sobresale del agua. Su visita pasa por el sauce cercano, perdiéndose durante unos momentos de mi vista, para aparecer de nuevo por debajo de una de sus ramas.
Me recuerda a un pequeño helicóptero, continuamente en movimiento, con un pequeño zumbido producido por el aire que desplaza en su incesante aleteo.
¡Qué grácil movimiento el de esta bella criatura del agua!
No se cuánto tiempo tienen de vida las libélulas, pero tampoco importa. Solo sé, que viéndola moverse con tanta libertad, yo también me siento libélula.
sigue….

Avatar de izardi.

izardi.

said

Quiero pasear contigo por el jardín. Recorrerlo palmo a palmo y pararnos a contemplar cada rincón. Ver caer el agua desde la cascada, mientras las mariposas revolotean entre las flores que cubren la pequeña pradera donde estamos tumbados. Sentir el contacto de la hierba y el calor de tu cuerpo junto al mío. Mirar la nubes y descubrir formas de animales que se van desahaciendo leta o rápidamente para formar otras diferentes.
Cuando nos cansemos de este juego, iremos de la mano a contemplar las rosas que rodean la alameda, aspirar su perfume, disfrutar sus bellos colores, viendo como las ramas se enredan en los arcos, sombreando el paseo que nos conduce al Laberinto. Si quieres, nos perderemos en él. Jugando a encontrarnos y dando rienda suelta a nuestros sentidos. Los altos setos nos protegen del exterior, solo seremos vigilados por los pájaros que lo sobrevuelen y por el sol que nos hace guiños cada vez que cambiamos de sitio, o cuado una alta rama del nogal cercano, es agitada por el viento.
Saldremos por la parte del Invernadero, y nos colaremos en esa selva tropical, donde la humedad y el olor a helechos, mezclado con el perfume de las orquídeas, volverá a hacernos soñar hermosos lugares donde la naturalez es la reina y nosotros sus únicos supervivientes, y nos sentiremos en nuestro particular “Edén” sin miedo a que nadie venga a interrumpir nuestro sueño.

Niol

Avatar de izardi.

izardi.

said

Todo jardín que se precie, tiene que tener un laberinto. Y el jardín mágico, también lo tiene. Se ubica en su mismo centro, entre la rosaleda y el invernadero.
Un alto seto, bien recortado le da forma, y desde lo alto de la cascada se pueden ver sus calles bien definidas. Tiene una puerta de entrada que empieza donde termina la rosaleda. La salida se encuentra al lado del invernadero y en el centro habita una hermosa fuente, con peces de colores. La salida puede ser entrada y la entrada salida, dependiendo del sitio en el que se esté cuando se quiera acceder a él.
Me gusta de vez en cuando, entrar en el Laberinto y perderme entre sus callejas. Hay veces, que si es de día, me guio por la posición del sol, y a menudo me dejo llevar por mis pies, tropezando con el seto cuando me corta el paso, retrocediendo hasta encontrar una ruta libre que me permita seguir mi paseo. Algunas veces, llego enseguida al centro y contemplo la fuente con los pececillos de colores y algún nenúfar que ha nacido al abrigo del agua. En su centro, un chorro continuo de agua es expelido al exterior por la boca abierta de una gran rana, que mirando al cielo, pareciera estar a punto de saltar en busca de cualquier mosquito despistado, para desayunárselo.
Luego, retorno en mi paseo de vuelta, y a menudo vuelvo a salir por el mismo sitio que he entrado, es como si mis pies tuviesen vida y quisieran volver por el lado que más me gusta, el de los rosales.
sigue…..

Avatar de izardi.

izardi.

said

Hay noches, cuando la luna está clara y las estrellas brillan en el cielo, que me adentro en esa oscuridad entrecortada, y me gusta andar sin rumbo mirando hacia arriba, dejándome llevar por los guiños de las miles de lucecitas que ayudadas por el farol de la luna, dibujan un perfecto camino iluminado, conduciéndome hacia el centro o hacia el otro extremo del quebrado seto.
Cuando mis pensamientos ocupan todo mi espíritu, envolviéndome en las dudas y la desazón, me dejo perder en el silencio y la tranquilidad del lugar. Alejada de cualquier ruido proveniente del exterior, mi mente se relaja y recupera la calma. Mientras recorro, una y otra vez las mismas sendas, sin dar con la puerta de salida, mi cuerpo también se relaja y a menudo me dejo caer y me apoyo en el seto esperando ver amanecer. Cuando los primeros rayos de sol penetran la oscuridad, también la oscuridad de mi alma se aclara, y entonces, sin prisas, busco la salida y me dispongo a reanudar un nuevo día fresca y lúcida, igual que si hubiese dormido un sueño plácido y reparador.
Me gusta el Laberinto, porque me ayuda a encontrarme cuando me siento perdida.

Nicol

Avatar de izardi.

izardi.

said

Y ahora, tu y yo, nos quedaremos solos en ese lugar especial donde podemos estar tranquilos, sin que nadie nos moleste, escuchando el suave murmullo del agua caer plácidamente sobre el remanso del río desde la cascada, bajo los grandes árboles que nos protegen del exterior, dejando que pase la luz de la luna y las estrellas, sobre el manto de césped que servirá de reposo a nuestros cuerpos cansados después de amarnos.
Eres lo más bello que me ha pasado en estos momentos de mi vida. Para ti mn.

http://www.youtube.com/watch?v=d3DsNTJfpF0

Nicol

Avatar de izardi.

izardi.

said

del nacimiento de mi hermano pequeño, que puede que si, porque tardó bastante en venir al mundo, y mi pobre madre debió de pasarlo mal, y nosotros, mi hermano mediano y yo, debíamos de andar pululando por allí, intuyendo que “algo no iba normalmente”, con tanta mujer entrando y saliendo de la habitación de mi madre, es decir de la de todos.
Y todo esto viene a cuento, porque quiero agradecer a tod@ mis amig@ que se han acordado de mi este día, y a mis hijos a mis herman@s y sobrin@s.
Con tod@s ell@s en mi corazón, me quiero refugiar en este jardín mágico para que disfruten de una maravillosa noche de verano, paseando conmigo por la alameda de rosales, y árboles en flor, contemplando el brillo de las estrellas y de este maravilloso cielo estrellado.
A tod@s ell@s les llevo en mi corazón siempre, y espero poder disfrutar mucho años más de su compañía…. y de sus regalos por supuesto.
Y quiero daros las gracias con esta maravillosa canción.

Nicol

Avatar de izardi.

izardi.

said

es decir la mía y la de mis hermanos pues éramos todos demasiado pequeños para tenernos en otra habitación y preferían que estuviésemos con ellos, e imagino también que porque la casa era demasiado pequeña y no habría más, es un suponer, pues nunca lo pregunté.
Había dos camas y una cuna. Es decir, la cama grande, una más pequeña donde dormíamos mi hermano mediano y yo, y la cuna para el bebé. Yo entonces, tendría alrededor de cuatro años.
La cama donde yo nací estaba junto a una ventana que daba al patio, de esos típicos andaluces, (aunque no era Andalucía) con un pozo en el centro. Pozo, que según me tienen dicho, ejercía una poderosa atracción sobre mí y por la que di algunos sustos “morrocotudos” a mis progenitores. Recuerdo que me gustaba mirar el sol reflejarse en el agua y jugar con un espejo, para que fuese a donde yo quería, y con la distracción, me quedaba medio colgada en el brocal, con las piernas colgando hacia afuera y la parte de arriba hacia adentro en un precario equilibrio que hacía peligrar mi vida, y eso que no era demasiado profundo, pero si lo suficiente para haberme ahogado de haber caído en un descuido de mi madre.
Vuelvo a la cama. Era de aquellas grandes, altas con cabecero de níquel plateado, muy resistente, para que las parturientas se pudieran agarrar a los barrotes y en el momento de parir, hacer más fuerza.
Me estoy imaginando la situación, aunque no estoy segura si no la confundo con el recuerdo
sigue…..

Viendo 15 publicaciones - del 631 al 645 (de un total de 659)

Debes estar registrado para responder a este foro.

* hoy ...

CARGANDO...
Colabora:  
Oír Mejor Premios AUI: Mayormente.com, mejor web NO al maltrato a los mayores - Ponte En Su Piel