Una Ventana Al Cielo

Foros LIBROS Y POESÍA Una Ventana Al Cielo

Este foro contiene 150 respuestas, tiene 4 mensajes y lo actualizó Avatar de Masalladeltiempo Masalladeltiempo hace 5 meses, 4 semanas.

Viendo 15 publicaciones - del 136 al 150 (de un total de 151)
Autor Mensajes
Autor Mensajes
Avatar de

Anónimo

said

18 octubre, 2013 at 20:01
Avatar de

Anónimo

said

Ciudad del Vaticano, 16 de octubre de 2013 (Zenit.org)

Alejandro Guillermo Roemmers, escritor, poeta y embajador de las Letras Argentinas, fue recibido el pasado día 18 de septiembre por el papa Francisco en el Vaticano. Durante el encuentro, Roemmers entregó al pontífice un obsequio muy especial: una poesía. El poema en honor a su santidad se llama “un regalo para Francisco”.

Esta poesía, que el papa recibió conmovido, es un canto al amor, la bondad, la naturaleza y las verdades profundas del espíritu humano. Un himno que resume el espíritu franciscano y viene a unirse a los otros títulos que han dado forma a la trayectoria literaria de Roemmers. Un recorrido personal y artístico que le ha llevado a ser reconocido, por su compromiso humanístico, con innumerables galardones internacionales. Entre ellos, el premio “Miguel Hernández” a la trayectoria poética.

Alejandro Roemmers, autor de “El regreso del Joven Príncipe”, uno de los libros más leídos en todo el mundo -traducido a diecisiete idiomas-; y lectura recomendada para los jóvenes en la formación de los valores espirituales, ha incluido el poema “Un regalo para Francisco” en su nuevo libro de poesías, “La Mirada Impar”. La poesía, en palabras de Roemmers, “es mi forma de celebrar la existencia y de admirar la creación. Mi manera de dar las gracias”.

17 octubre, 2013 at 17:30
Avatar de

Anónimo

said

¿Francisco, pensé, en tu amorosa humildad,
es que no hallaría nada que pudiera agradarte…?
De pronto un árbol dejó caer una de sus hojas
que se depositó frente a mí en el suelo.

Luego otra, que llegó meciéndose en la brisa
hasta mis manos que la recibieron sin querer.

Luego otra, otra, y otra más,
hasta que sentí que el árbol, compasivo,
estaba dispuesto a entregarse por entero
y desnudar sus ramas
con tal de consolarme.

Tanto era su amor
que brotaron mis lágrimas
como un manantial redentor y agradecido.

Las hojas del árbol
continuaron descendiendo generosas
en una bendición inacabable…

Entonces pude comprender… y sonreí.
Y sonrieron conmigo los campos, las aves y los arroyos.

La brisa se detuvo
y ya no volvieron a caer más hojas…

El regalo que produjo la sensibilidad de aquél árbol
es el que ahora quiero ofrecerte:
el amor de una sonrisa.

Un obsequio humilde y efímero
que puedes multiplicar y compartir sin miedo
como los panes y los peces,
hasta que todos unidos a Jesús
habitemos finalmente el Reino de Dios.

Alejandro Guillermo Roemmers

17 octubre, 2013 at 17:29
Avatar de

Anónimo

said

Cuando divisé la pradera
mi corazón vibró alegre,
pero intuí al momento que tú no aprobarías
que le restara una sola de sus flores silvestres.

Busqué entonces en el mar
y no hallé un confín
que tu nombre no hubiera alcanzado
y en toda su inmensidad
sólo tenías amigos.

Desafiante, me atreví hasta el abismo
y como un cielo vuelto al revés
lo encontré poblado de estrellas marinas.

Pero cuando tuve una en mis manos
creí que no podrías ser feliz
sabiendo que cada noche al cielo marino
le faltaría esa estrella…

Busqué entonces en el aire
respetando las abejas, luciérnagas, mariposas
y todas las criaturas vivientes,
pues tú no querrías detener sus alas
ni perturbar su vuelo.

Procuré traerte el aroma
sosegado y puro de las hierbas,
del hogar encendido y los jazmines…
pero no pude conservarlos.

Quise igualar el canto de la alondra,
el murmullo del río, el silbido del viento
cuando exhala en los campos profundos…
pero mi voz fue demasiado torpe.

Por un largo instante logré retener,
resbalando por mis dedos,
unas gotas del rocío temprano…
pero frescas y transparentes retornaron al aire.

Quedé entonces en silencio, desconsolado,
bajo el azul infinito
que mis ojos no podrían reflejar…

e.

17 octubre, 2013 at 17:27
Avatar de

Anónimo

said

Quise encontrar un obsequio,
el más sencillo, el más humilde,
el que en su pequeñez
pudieras aceptar sin ofenderte.

Pensé que podría comprarlo y fui a la tienda
pero ningún objeto me conformaba.

Entonces escuché una voz santa que me dijo:
“…a quien tiene a Dios, nada le falta,
sólo Dios, basta.”

Creí ser poeta para ofrecerte palabras:
pero las hallé superfluas, pomposas, gastadas…

Hui de mí y perseverante
busqué en la tierra
pero hasta una semilla me pareció excesiva
pues podría albergar un árbol.

17 octubre, 2013 at 17:25
Avatar de

Anónimo

said

Por eso Dios los entregó a las apetencias de su corazón hasta una impureza tal que deshonraron entre sí sus cuerpos; a ellos que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del Creador, que es bendito por los siglos. Amén. (Romanos 1,18-25)
Ahora nos preguntamos por que tanta violencia, divorcio, depresión, suicidio, enfermedades mentales, caos…
Un joven escribió: Querido Dios, ¿por qué no salvaste a la pequeña niña que fue asesinada en su escuela? Firmó: “Sinceramente, Estudiante Preocupado.” Recibió una respuesta: “Amado Estudiante Preocupado: A mí no se me permite entrar en las escuelas. Cuidaré por ella en el cielo.”
¿Cuando despertaremos lo cristianos y comprenderemos la urgencia de nuestros tiempos? No es suficiente creerse bueno, hace falta amar lo suficiente a Cristo como para luchar por Su reino hasta entregar la vida.

16 octubre, 2013 at 07:29
Avatar de

Anónimo

said

De la Palabra de Dios:
Por que vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por sus propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas. Tú, en cambio, pórtate en todo con prudencia, soporta los sufrimientos, realiza la función de evangelizador, desempeña a la perfección tu ministerio. (II Timoteo 4, 3-5)
Pues todos vosotros sois hijos de la luz e hijos del día. Nosotros no somos de la noche ni de las tinieblas. Así pues, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. (I Tesalonicenses 5:5)
Padre Jordi Rivero
Fuente

http://www.loiola.org/loiola/index.php?option=com_content&view=article&id=172:dormidos-ante-el-mal&catid=37:cuentos-con-moral&Itemid=71

16 octubre, 2013 at 07:29
Avatar de

Anónimo

said

La “liberación” no solo ocurrió en el ámbito sexual. Se llegó a creer que ya no existe ningún pecado (excepto, claro esta, el pecado de “homofobia”). Por lo tanto no hay necesidad de dominar los instintos bajos ¿Que instintos bajos?.
Se cambió la definición de lo que antes era pecado: Al robo se le llama “saber aprovechar la situación”; al aborto: “una interrupción”; al mentir: “el derecho a mi opinión”; a la charlatanería: “elocuencia”; a la arrogancia: “saber imponer criterios”; a la cobardía: “prudencia”; a la gula se le llama “apetito”; a la avaricia: “ser emprendedor”; a la vagancia se le llama “descanso”.
Esta incapacidad de discernir entre el bien y el mal es consecuencia de la impiedad y no tiene excusa:
En efecto, la cólera de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que aprisionan la verdad en la injusticia; pues lo que de Dios se puede conocer, está en ellos manifiesto: Dios se lo manifestó. Porque lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras: su poder eterno y su divinidad, de forma que son inexcusables; porque, habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, antes bien se ofuscaron en sus razonamientos y su insensato corazón se entenebreció: jactándose de sabios se volvieron estúpidos, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una representación en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos, de reptiles.

16 octubre, 2013 at 07:28
Avatar de

Anónimo

said

Entonces la mayoría repetía: “No importa a quien elijamos para que nos gobierne, no importa si es un depravado, mientras diga lo que nos gusta escuchar.” Contra más demagogia, contra más insolencia, más populares son los candidatos. Hasta muchos que se dicen católicos votaron a favor del aborto, la homosexualidad y todo lo demás que representa el espíritu del mundo, al que San Pablo nos advirtió que nunca nos acomodemos.
Luego se anunció que hay que acabar con la discriminación contra los homosexuales. Al no existir ni ley natural ni revelación divina, toda pasión es lícita. Se declaró que quien se oponga a los “derechos” de los homosexuales a “instruir” a la juventud en las escuelas, a ser directores de scouts infantiles o adoptar niños, tiene una enfermedad llamada “homofobia.”
La rebelión contra las enseñanzas de Dios se infiltró en la Iglesia. Comenzaron a presionar para que se elimine toda enseñanza divina que se opone a la mentalidad del mundo. Repetían una gran verdad: “Dios nos ama como somos.” Pero falsamente deducían que Dios no requiere conversión. Se interpretó El amor de Dios como complacencia divina ante nuestro estado de pecado. Se propuso que toda actividad sexual, sea cual fuese, antes o después del matrimonio debía ser aceptada mientras que los participantes “se amen.” Muchos católicos adoptaron el estilo de vida del mundo: los anticonceptivos, el aborto, la infidelidad conyugal.

16 octubre, 2013 at 07:27
Avatar de

Anónimo

said

El movimiento ateo fue creciendo. Bajo pretexto de que no se debe forzar la religión, exigieron que ni siquiera se mencione la Biblia en las escuelas. La mayoría de los cristianos pensó que aquello no tenía importancia. Pronto la Biblia desapareció de las escuelas y hasta se prohibió poner el pesebre de Navidad en los edificios públicos. El pesebre también era “ofensivo”.
Entonces atacaron el principio de la ley natural como fundamento de la ley civil. Argumentaron que no hay bien ni mal que se pueda conocer objetivamente y por lo tanto la ley no debería fundamentarse en principios inalterables. La ley entonces se comenzó a cambiar para satisfacer las nuevas demandas de una cultura fundamentada en el placer.
Los comerciantes de pornografía aprovecharon las nuevas libertades para sofisticar sus revistas. Estas se insertaron en todos los ambientes como lectura respetable. Después, estos magnates quisieron aumentar la “apreciación del cuerpo” y proliferó la pornografía infantil. A esto le llamaron libertad de expresión. Los cristianos dormían.
Otro “experto” en la educación declaró: “Los menores van a tener relaciones sexuales de todas maneras. Vamos a facilitarles todos los condones que quieran para que puedan divertirse sin contraer enfermedades. Se los daremos en la escuela y, para proteger los derechos de privacidad del niño, no informaremos a los padres.”

16 octubre, 2013 at 07:26
Avatar de

Anónimo

said

Pronto tuvimos más inmoralidad que nunca antes, más enfermedades venéreas y más jóvenes incapaces de las responsabilidades del matrimonio.
La industria del “entretenimiento” dijo: “En este ambiente hay grandes oportunidades para hacer dinero. Hagamos películas y shows que promuevan la profanación, violencia y sexo ilícito. Lo único que es sagrado es nuestro derecho a hacer lo que queramos” Pronto descubrieron que tenían aun mas éxito si se burlaban de la Iglesia Católica, la calumniaban y falsificaban su mensaje. Mientras tanto, los católicos seguían dormidos. Al que no le guste que no las vea…
Las compañías de música decidieron: “Vamos a grabar música que incite a la lujuria y todo tipo de explotación del sexo. Fuera toda represión impuesta por la Iglesia. Invitemos también a drogarse, al asesinato, al suicidio, a cometer violaciones y adorar al demonio.” Y los católicos se resignaron pensando: Son los tiempos, sólo se divierten, no dañan a nadie, tan solo es música, el que no lo quiera que no escuche…
El gobierno entonces declaró que no importa lo que uno haga en privado mientras cumpla con su trabajo. Aceptamos esa farsa como si fuera la nueva Biblia. Pocos quedaban para entonces en la sociedad capaces de comprender que el corazón humano no se puede dividir. O servimos a Dios o al mundo.

16 octubre, 2013 at 07:26
Avatar de

Anónimo

said

Siendo así las cosas, mientras los seguidores de Sigmund Freud propagaban sus teorías equiparando la moral cristiana a una represión dañina, muchos cristianos dormían.
El Dr. Benjamin Spock, entonces dijo que no debíamos corregir a nuestros hijos cuando se porten mal porque podríamos herir su personalidad y dañar su auto estima. Después de todo, si Freud había desechado la religión, ¿quién podía decir que existiese bien o mal? Los cristianos en general callaron para no parecer fuera de moda o intransigentes.
Más tarde alguien dijo a los maestros que no debían castigar pues eso sería interpretado como abuso contra menores. Nadie se atrevió a castigar porque daba mala publicidad y podía incurrirse una demanda… Muy pronto se olvidaron de la diferencia fundamental entre corregir o castigar y golpear o humillar… Hoy día los niños llevan armas a la escuela y la escuela es un lugar incontrolable de terror. Los cristianos siguen durmiendo.
Los ateos se organizaron y la señora Madeline Murray O’Hare de los Estados Unidos protestó contra la oración en las escuelas. Los cristianos dormían pensando que aquello no iba a ningún lado. Pero el gobierno terminó cediendo ante quienes más gritaban y la oración en la escuela fue prohibida.

……….

16 octubre, 2013 at 07:25
Avatar de

Anónimo

said

Mientras los cristianos duermen, el mal avanza. Esto lo demuestra la historia.
En la segunda mitad del siglo XIX, Friederich Nietzsche declaró: “Dios está muerto”. Sus palabras manifestaban el sentir de muchos intelectuales y luego fueron puestas en práctica por Hitler y los nazis. Marx y Engels, por su parte, elaboraron el comunismo ateo. Comunismo y Nazismo: dos grandes fuerzas que se presentan como antagónicas pero que en realidad son dos cabezas de la misma bestia infernal. Embriagada de arrogancia y odio contra Dios y no pudiendo contra El, la bestia persigue a Sus hijos en la tierra.
“Entonces despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de
Jesús.” (Apocalipsis 12:17)
¡Cuanto engaño, destrucción y muerte ha causado la bestia en el siglo XX Guerras, holocaustos, la miseria de innumerables países con millones y millones de sus habitantes. Sin embargo, ¡Cuantos cómplices tiene la bestia! También son culpables los que duermen. La Virgen desde Fátima y los Papas nos han advertido la urgencia de unirnos en la batalla a Cristo y Su Iglesia. Pero muy pocos comprenden el peligro de la fiebre del pecado que obstina la razón. El demonio no descansa. Ya lo dijo Jesús: “Los hijos de este mundo son más astutos con los de su generación que los hijos de la luz.” (Lucas 16:8)

………….

16 octubre, 2013 at 07:23
Viendo 15 publicaciones - del 136 al 150 (de un total de 151)

Debes estar registrado para responder a este foro.

* hoy ...

CARGANDO...
Colabora:  
Oír Mejor Premios AUI: Mayormente.com, mejor web NO al maltrato a los mayores - Ponte En Su Piel